La vida es como una leyenda: no importa que sea larga