Alejandro Magno

Alejandro Magno frases famosas

Alejandro III de Macedonia, más conocido como Alejandro Magno  (20  -21  julio de 356 a.C. – 10  – 13  junio 323 a. C.)

Fue rey de Macedonia y un gran conquistador, su padre lo preparó para reinar  proporcionándole experiencia militar y encomendando a Aristóteles su formación intelectual.

Frases famosas Alejandro Magno

1 – No hay nada imposible para aquel que lo intenta.

2 – No tengo miedo de un ejército de leones dirigido por una oveja; Tengo miedo de un ejército de ovejas dirigido por un león.

3 – Yo preferiría vivir una vida corta y llena de gloria, que una larga sumida en la oscuridad.

4 – Al final, cuando todo se acaba, lo único que importa es lo que has hecho.

5 – Si espero, perderé la audacia y la juventud.

6 – El esfuerzo y el riesgo son el precio de la gloria, pero es una cosa preciosa el vivir con valor y morir dejando una fama eterna.

7 – Cuando damos a alguien nuestro tiempo, en realidad damos una parte de nuestra vida, que nunca vamos a recuperar.

8 – El final y la perfección de nuestras victorias es evitar los vicios y enfermedades de los que sometemos.

9 – Recuerda que de la conducta de cada uno depende el destino de todos.

10 – El sexo y dormir solo, me hacen consciente de que soy mortal.

11 – El fin y el objeto de la conquista, es evitar hacer lo mismo que los vencidos.

12 – No distingo a los hombres en griegos y en bárbaros, como hacen las personas de mente cerrada.

13 – No me importa la descendencia de los ciudadanos o sus orígenes raciales.

14 – Una de las cosas que aprendí cuando estaba negociando era que hasta que no me cambiara a mí mismo, no podía cambiar a otros.

15 – ¿Cómo un hombre va a ser capaz de cuidar su propio caballo, pulir su lanza y su casco, si ha perdido la costumbre de atender a su propia persona, que es su posesión más preciada?.

16 – Así como un bebé recién nacido no puede ser alimentado sino con leche materna y tampoco podrá crecer sin esta, una ciudad no puede existir sin campos y frutas de diversos tipos que rodeen sus murallas.

17 – Así que no esperen a sufrir ningún daño de mí. Un Rey griego no mata mensajeros.

18 – Las diferencias internas, se resuelven sabiamente con negociaciones pacíficas. En última instancia, yo habré de ser el árbitro entre ustedes.

19 – Nuestros enemigos son los persas, hombres que por siglos han llevado vidas llenas de comodidades y lujos. Nosotros, la gente de Macedonia, hemos sido entrenados para el peligro y para la guerra. Somos libres y ellos son esclavos.

20 – Sin conocimiento, la habilidad no se puede enfocar. Sin habilidad, la fuerza no puede ser ejercida y sin fuerza, el conocimiento no puede ser aplicado.

21 – El verdadero amor nunca tiene un final feliz, porque no hay final para el amor verdadero.

22 – Dios es el padre común de todos los hombres.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.